La caída de la Casa Usher

Considerada una de las obras cumbre de Edgar Allan Poe, La caída de la Casa Usher narra los últimos días de Roderick Usher, un aristócrata hipocondríaco que vive en su vieja mansión familiar con la única compañía de Lady Madeleine, su hermana. Madeleine sufre una extraña enfermedad que en los últimos tiempos ha derivado en frecuentes ataques de catalepsia, enfermedad recurrente en las obras de Poe. Para superar este trance, Usher pide ayuda a un viejo compañero de escuela. Los días transcurren entre extraños sucesos y en medio de una atmósfera rara y oxidada hasta llegar a un final definitivo e irremediable.

Escrito entre 1840 y 1845, este relato corto fue incluido en la colección de historias que Poe publicó bajo el nombre de Historias extraordinarias. La caída de la Casa Usher es uno de los relatos más famosos del escritor y está considerado como una obra maestra de la literatura americana. Su prosa y su compleja narración han dado lugar a múltiples interpretaciones literarias y psicológicas.

Es fácil ver en este cuento una metáfora de la decadencia de la aristocracia como clase social. En él, Allan Poe crea un tono emocional en torno a los sentimientos de culpa, miedo y condenación del propio protagonista. La personificación de su mansión, de la que describe a sus ventanas como sus ojos, o del clima, una naturaleza que se expresa mediante la lluvia, el viento y las tormentas, todo en La caída de la Casa Usher se desarrolla como una gran simbología de la decadencia.

Esta dramatización cuenta con las voces de Nancho Novo y Antonio Naharro y la adaptación radiofónica a cargo de Mona León Siminiani y Teo Rodríguez.

Comentarios