Corazones perdidos

Ahora la Navidad es un ente lleno de luces y artificios que acribillan nuestros ojos y oídos. Durante siglos, la Navidad y especialmente la Nochebuena fue el momento en el que familias enteras se reunían en torno a la luz de las velas para recordar viejas historias de terror. Vamos a contar una de aquellas historias.

La señorita Claudia va a pasar las Navidades a la mansión de su tío segundo. La niña ha perdido a su familia recientemente y, aquel hombre al que apenas conoce, le ha invitado para que pase las fiestas acompañada. A la estación va a buscarle el chófer, un joven entrometido que le habla de aquel misterioso tío.

El trayecto se hace largo, no hay nada aldedor, solo árboles. Hasta que, en medio de la carretera aparecen dos niñas que les observan ¿quiénes son? Pregunta Claudia al chófer, pero él no puede verlas, ¿o si?

Corazones perdidos es una historia de fantasmas escrita por M. R. James y publicada en 1904 en la primera colección de relatos del autor Historias de fantasmas de un anticuario.

Comentarios