Sandra, una mujer peligrosa

Lino Esparza visita la zona que le convertirá en el nuevo capo de la droga. Controlará la frontera hasta Cinco Ríos, se quedará con las minas, la coca... La zona es estrecha y los caballos casi no caben. De repente, suena el ruido ensordecedor de un helicóptero. Alguien les empieza a disparar desde las alturas.

Nuestro protagonista, el profesor Uribe anda, cómo decirlo, ocupado en otros asuntos. Se encuentra a solas en el téibol Viva Zapata con la bella Sandra. Bailes, toqueteos, chichotas. Sandra se sincera con el profesor: ella quiere ser actriz pero entrar a trabajar en el Viva Zapata le sumergió de lleno en la vida peligrosa. Sandra no puede vivir sin su perico y le debe dinero al dueño del téibol, El Mochuelo. Hasta que no le pague lo que le debe, Sandra no puede irse de allí. Y aun así no será tarea fácil. Los bailes y los juegos de seducción se ven interrumpidos por el sonido de una pistola cargándose...

Comentarios